Actimel

El Actimel es un lácteo bebible que contiene Lcasei y además vitamina B6 y D que ayudan a las defensas. Os ofrecemos diferentes recetas que se pueden hacer con este producto, o las mejores formas de combinarlo con otros alimentos. Al mismo tiempo, también encontraréis otras posibilidades creativas, como la realización de todo tipo de manualidades.

 


Mucho más que un lácteo.

Principales compuestos de Actimel:

  • L.Caseirecetas de actimel
  • Vitamina B6
  • Vitamina D
  • Lactobacilus Bulgaricus.
  • Streptococcus Thermophilus.

 

Una gran y variada familia:

Existe una colorida variedad de productos Actimel que se pueden usar en las recetas:

  • Pro-Vital Natural
  • Actimel Pro-Vital 0%
  • Multifrutas
  • Fresa 0%
  • Fresa
  • Natural 0%
  • Natural

Recetas con Actimel

Arroz picante con coco y Actimel

arroz picante con actimel

Si os gusta el picante esta receta os va a encantar. Supongo que ya sabéis que Actimel tiene una gran cantidad de sabores: desde coco, natural, de naranja, plátano, fresa… y podemos integrarlos en recetas tan cotidianas como un bizcocho de chocolate, una tarta de queso o unas torrijas.Leer receta...

Ensalada de pavo con Actimel

Ensalada de pavo hecha con actimel

Actimel tiene muchísimos beneficios para el organismo. Es una bebida saludable que ayuda a activar las defensas. Así que si en casa tomáis a menudo Actimel podéis aprovechar para preparar otros platos tan saludables como una deliciosa ensalada de pavo con Actimel. Es ligera y podéis consumirla tanto si estáis en plena operación bikini como si, simplemente, os gusta cuidar la alimentación.Leer receta...

Receta de Actimel casero

actimel-casero Una alimentación balanceada es fundamental para gozar de buena salud y para que puedas afrontar con energía cada día, incluir en tus platos frutas, verduras, legumbres, carnes, lácteos, entre otros alimentos que le aporten a tu cuerpo nutrientes es esencial. Pero ¿has pensado en utilizar Actimel para darle un toque especial a tus comidas, añadir más nutrientes y sorprender a familiares y amigos? Actimel es un probiótico altamente beneficioso para la salud, su propiedad fundamental es que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y su consumo diario es recomendado para modular las defensas innatas de las personas sanas. Aquí te mostraremos una receta de Actimel casero para que disfrutes de su rico sabor de forma sencilla. Leer receta...

Salsa de yogur para ensaladas

salsa-de-yogurt Incluir ensaladas en la dieta es uno de los pilares de una alimentación equilibrada y saludable, además de una forma rápida y divertida de poner color y sabores ricos en tu mesa. En cualquier estación del año es el complemento perfecto para acompañar otros platos, o bien como un entrante sano y ligero. La posibilidad de combinar diversas verduras, frutas y otros alimentos con las salsas más variadas convertirán las ensaladas en tu mejor aliado para huir de la monotonía en tus comidas. Te contamos cómo preparar una salsa de yogur para chuparse los dedos. Leer receta...

Bizcocho de yogur sin azúcar

El bizcocho de yogur sin azúcar es un postre muy sabroso ideal para las personas que padecen diabetes o que tienen que controlar sus niveles de azúcar. Como añadido, es un alimento muy ligero que contiene bastante fibra, ideal para ayudar a digerir una comida pesada. Leer receta...

Galletas de yogur light

Las galletas son el desayuno favorito de millones de familias en todo el mundo. Además, pueden convertirse en una apuesta muy sana, especialmente si se quiere cuidar el aparato digestivo. ¿Cómo? Esta receta te dará la respuesta. Leer receta...

Receta de Actimel de limón casero

¿Te gustaría aprender a preparar tus propios yogures Actimel de sabores en casa? Al igual que se pueden hacer flanes o natillas caseras, los yogures también se pueden elaborar en la comodidad del hogar y no es precisamente complicado de hacer. Solo necesitas tener los utensilios adecuados y los mejores ingredientes. Leer receta...

Compota de manzana con yogur

La compota de manzana con yogur es un alimento muy ligero que se suele tomar durante las dietas. Pero cuando uno se encuentra mal del estómago también viene muy bien, por su alto contenido en fibra y por lo ligero que es. ¿Listo para prepararlo? Leer receta...

Salsa de yogur para salmón

Para poder explotar al máximo el sabor del salmón, lo mejor es que este esté cubierto por una salsa que le dé buen sabor, como es el caso de la salsa de yogur. ¿Te gustaría aprender a hacer una salsa de yogur para salmón? Es fácil, y además ayudará a que este alimento sea mucho más ligero y fácil de digerir.

Ingredientes

  • 1 yogurt Actimel
  • 1 diente de ajo
  • ½ limón
  • 6 hojas de menta fresca
  • ¼ cucharada de sal
  • ¼ cucharada de pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación paso a paso de salsa de yogur para salmón

  1. Unos quince minutos antes de ponerte a hacer la salsa, pon el yogur en un bol para que pierda algo de frío. Los yogures son muy cremosos, pero a la hora de preparar un plato es mejor que estén a temperatura ambiente, para que sean más manejables.
  2. En lo que se enfría el yogur, pela y pica el diente de ajo en trocitos pequeños, mientras que del medio limón le exprimes el jugo, a ser posible con un exprimidor. Ambos ingredientes los añades con el yogur y los bates hasta que queden bien integrados, con una batidora mezclarás mejor que con unas varillas eléctricas, hasta unificarlos en una nueva crema.
  3. Espolvorea la sal y la pimienta (la cantidad es orientativa) y bate bien. Añade un chorrito de aceite de oliva y bate de nuevo. Prueba de sabor para comprobar si necesita un poco más de sal o de pimienta y bate por un par de minutos más, hasta que veas que se forma una salsa homogénea.
  4. Con ayuda de un cuchillo pica las hojas de menta, es importante que sea frescas, y lo espolvoreas por la salsa de yogur. De nuevo con la batidora bate hasta que se haya incorporado por completo a la salsa de yogur casera que has preparado.
  5. Si no la vas a usar para el salmón ya, la puedes reservar dentro de la nevera. Al usarla para el salmón, lo mejor es que el salmón lo sofrías a parte en una sartén antes de verterle la salsa, aunque hay quienes tras freírlo un poco, lo colocan en una bandeja para horno y lo hornean junto con la salsa de yogur.
Aparte de para el salmón, esta salsa de yogur casera también la puedes usar para hacer ensaladas, tomar platos de plasta o preparar platos orientales como el kebab.

Salsa de yogur para patatas

Las ensaladas pueden tener mejor sabor si se acompañan de una determinada salsa. Por ejemplo, la salsa de yogur. Le da un sabor especial a las patatas al mismo tiempo que ayudan que sean más ligeras, por su alto contenido en fibra. Ideal para las personas que suelen tener problemas de digestión.

Ingredientes

  • 125 gr. de yogur Actimel
  • 1 diente de ajo
  • ½ limón
  • 5 hojas de hierbabuena
  • ¼ cucharada de pimienta
  • ½ cucharada de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Preparación paso a paso de salsa de yogur para patatas

  1. Un ratito antes de que te pongas a preparar esta receta, deja el yogur en un bol para que pierda el frío y así sea más manejable. Con que esté a temperatura ambiente unos 10 minutos debería bastar (si es verano no lo dejes fuera más de 5 minutos).
  2. El diente de ajo pélalo y córtalo en trocitos muy pequeñitos con ayuda de un cuchillo. Por otro lado, el medio limón exprímelo para extraerle todo el jugo, mientras que las hojas de hierbabuena las cortas en trocitos tan pequeños como puedas con un cuchillo (o pásalas por la trituradora).
  3. Primero de todo mezcla el yogur Actimel con los trozos de ajo y el limón, hasta formarse una mezcla homogénea. Añade las cucharadas de aceite de oliva junto con la sal y la pimienta y bate de nuevo todo junto, esta vez durante unos 3 minutos, para que se integren bien. Prueba como está de sal y de pimienta por si tienes que añadir más. La cantidad es orientativa, así que puedes añadir hasta que tenga el sabor que más te guste. Si con tres cucharadas de aceite de oliva no se te queda un poco suelta, puedes añadir una más.
  4. A continuación espolvorea la hierbabuena por encima de tu salsa de yogur para ensaladas casera y bate de nuevo durante un par de minutos más, para que la mezcla quede bien unificada.
  5. Pasa la salsa a un cuenco y deja reposar en la nevera hasta el momento en el que la vayas a servir. Si tienes una botella de plástico la puedes guardar dentro, para que luego se pueda repartir mejor la salsa.
Cuando hagas las patatas, es importante que las hagas mientras preparas la salsa de yogur. Por otro lado, ten en cuenta que el tiempo de cocción de las patatas depende del tamaño de estas, por lo que es importante que todas sean del mismo tamaño (o parecido) para que estén igual de bien hechas. Y una vez que tengas la salsa lista, si te gusta caliente, puedes sofreír un poco las patatas junto con la salsa, para que se adhieran mejor a esta.

Mayonesa de yogur Actimel

Preparar una mayonesa de yogur Actimel tiene sus ventajas. Por ejemplo, como no lleva huevo, es más difícil que se corte. Además, resulta ser más sana, ligera y aporta bastantes más nutrientes que la mayonesa original. ¿Listo para prepararla? Pues sigue estos pasos al pie de la letra.

Ingredientes

  • 1 yogur Actimel
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharada de vinagre de manzana
  • ¼ cucharada de sal
  • ¼ cucharada de Goma xantana

Preparación paso a paso de mayonesa de yogur Actimel

  1. Para preparar esta mayonesa de yogurt tienes que echar el yogurt, a temperatura ambiente, en el vaso de la batidora. Mete el brazo de la batidora en el fondo y comienza a batir a velocidad alta para que se vaya “destruyendo” durante un minuto.
  2. A continuación, sin dejar de batir, ve añadiendo el aceite de oliva en forma de hilillo, hasta que este quede completamente integrado. Tienes que repetir el mismo proceso con el vinagre de manzana, mientras que con la sal bastará con que la espolvorees por encima (tras unos segundos de haber añadido la sal y haber batido la mezcla, prueba de sabor para comprobar si está bien).
  3. Ahora viene la parte importante, que es la de montar la mayonesa. Tienes que fijarte cuando bates en el fondo que esta esté ganando cuerpo, y luego subir un poco, batir esa zona hasta que tenga cuerpo y seguir subiendo. Para que te resulte más fácil es bueno que uses la goma xatana, en forma de lluvia. Esto ayudará a que sea un poco más espesa.
  4. Una vez que esté preparada, no la uses inmediatamente, sino que es mejor que la dejes reposar un poco en la nevera para que termine de cuajarse toda la mezcla.
  5. Esta mayonesa de yogur es ideal para usarla en muchas comidas, como pescados y carnes, pero especialmente al comer platos de verduras. Para su conservación, no puedes dejarla en la nevera más de una semana, porque se pondrá mala aunque la cubras con un plástico. Si quieres que dure un poco más, vierte la mayonesa en una botella de plástico, o una botella hermética de las que venden en los supermercados con la mayonesa normal, que la protegerá bien.
Otra opción es que si tienes algún bote en casa de alioli y está vacío, lo limpies bien para retirar cualquier rastro de la salsa y en su interior viertas la mayonesa casera que has preparado. El cierre de esta carcasa será perfecto para que la mayonesa dure más tiempo.

Manualidades con Actimel

Cómo hacer una comba con Actimel

comba con Actimel

Si os gusta reciclar, cread nuevos objetos con vuestras propias manos, este DIY que hemos preparado os va a encantar. Se trata de hacer una comba reutilizando dos botes de Actimel que tengáis vacíos. En lugar de tirarlos a la basura, podéis hacer que los peques de la casa disfruten de una tarde inolvidable, sin olvidar el ejercicio físico que van a hacer.Leer receta...

Bolos hechos con botes de Actimel

bolos hechos con Actimel

Reciclar es contribuir con el medio ambiente, es ayudar a revivir un objeto y darle una nueva vida. Y eso es, precisamente, lo que vamos a hacer con unos botes de Actimel que habíamos consumido. Si tenéis peques en casa, estarán encantados con unos nuevos bolos con los que jugar y divertirse. Además, os los podéis llevar donde queráis porque no pesan nada.Leer receta...

Pingüinos hechos con botes de Actimel

Hacer manualidades es uno de los entretenimientos que más gustan a los niños. Ahora, ¿qué cosas pueden hacer con lo que tienen en casa? Pues si hay botellas de Actimel puedes encontrar diversión sin fin haciendo pingüinos.

 Materiales

  • 1 bote de Actimel por pingüino
  • 1 rollo de plastilina naranja por pingüino
  • 1 cartulina negra pequeña
  • 1 rollo de plastilina blanca
  • 1 rollo de plastilina negra
  • 1 bote de pintura blanca
  • 1 lápiz de color blanco

Preparación paso a paso de pingüinos Actimel

  1. Lo primero de todo es quitar el papel del bote Actimel, asegurándose de que sale todo. Un  truco es calentarlo a vapor o mojarlo en agua, así saldrá fácilmente. Una vez listo, déjalo secar si se ha mojado en agua antes de proceder a pintarlo.
  2. Mientras tanto se puede ir haciendo lo que serán las partes del pingüino. Para la cabeza hay que trabajar la plastilina negra hasta convertirla en una bola, que se corta por la mitad y se hacen bolas más pequeñas. Si es un rollo grande, debería poder dividirse en unas cuatro bolas.
  3. Si solo se va a hacer un pingüino, una de las bolas puede ser la cabeza. Asegúrate que tiene forma redondeada, además de que el tamaño sea el idóneo para colocarlo en la boca de la botella. La bola más pequeña se puede cortar en trocitos y hacer bolitas pequeñas para hacer los ojos del pingüino. Las otras dos bolas júntalas en una nueva.
  4. Se repite el mismo proceso con la plastilina blanca y la naranja, para hacer varias bolas. En el caso de la blanca, el rollo no tiene que ser muy grande, ya que va a ser para hacer los ojos y la panza del pingüino.  Recuerda también dejar un poco de plastilina naranja para el pico.
  5. Vamos a hacer ahora las alas y patas del pingüino, para ello vas a necesitar la cartulina negra. Dibuja la imagen de las patas de un pingüino y la de sus alas en la cartulina, usando como referente el tamaño de la botella de Actimel en el dibujo. Una vez listo, corta la silueta de ambas partes.
  6. Sobre las patas coloca la plastilina naranja y dale las formas de la silueta, ayudándote con un cuchillo de plástico para hacer las incisiones de las patas. Por otro lado, en las alas, con ayuda de un cuchillo dale la forma de curva a las alas sobre el cartón.
  7. Pega las patas en el culo de la botella (gracias a que la cartulina estará pegada a la base de la plastilina ayudará a que esta se mantenga en pie) y comprueba que se queda parada. Si ves que no, haz unas patas más grandes.
  8. Ahora es el momento de hacer la cabeza. Coge la plastilina naranja que te ha sobrado y haz un cono (puedes ayudarte con algo que tenga forma de cono en casa) y pégalo a la bola negra. Luego coloca dos bolitas de color blanco y, sobre estas, dos negras, pero que sean planas para que se peguen bien. Cubre la boca del bote con un plástico (o un poco de plastilina) y coloca sobre esta la cabeza del pingüino.
  9. A continuación, usa la plastilina blanca que te ha sobrado para hacer la panza. La forma puede ser la que quieras si buscas que el pingüino sea especial. Pero es importante primero poner la panza, para después recubrir el resto de la botella con la plastilina negra.
  10. Una vez que tengas hecho el cuerpo, a la plastilina negra le añades las dos alas (sin la cartulina pegada) y las unes con sumo cuidado. Si ves que te gusta que se queden fijas hazlas un poco más finas o usa pegamento para unirlas.
  11. Y ya tienes listo tu pingüino hecho con una botella de Actimel, ideal para decorar la casa durante las fiestas de Navidad. Para que se mantenga mejor se puede enfriar la plastilina en la nevera durante una hora.

Aviones hechos con botes de Actimel

La imaginación de los niños es desbordante, y hasta con el juguete más simple pueden encontrar la forma de divertirse durante horas. Por ejemplo, un avión casero hecho con un bote de Actimel puede ser el regalo perfecto para él, o una forma estupenda de que aprenda a fabricarlo por si mismo.

Materiales

  • 1 bote de Actimel
  • 1 trozo de cartón grande
  • 1 folio
  • 1 rollo de plastilina blanca
  • 1 bote de pintura plateada
  • 1 bote de pintura azul claro
  • 1 bote de pintura roja
  • 1 rollo de celo
  • Pegamento rápido
  • 1 pincel

Preparación paso a paso de avión con botes de Actimel

  1. Lo primero es elaborar las alas y la cola del avión. Para ello hay que hacer el dibujo en el cartón: por un lado las dos alas, que no sean demasiado grandes para que luego puedan universo bien a la botella, y después la cola que irá en el culo en el botella, además de los alerones de la cola.
  2. Una vez hechos los dibujos, corta todo con sumo cuidado con unas tijeras y comprueba que queden bien en la botella, para imaginarte el resultado final como va a ser. Dado que el avión va a ser de tono plateado (o el color que tu prefieras), pinta ya estás partes con la pintura, para que se vayan secando mientras trabajas con la botella. También aprovecha y haz con la pintura blanca un poco, que será la cabeza del avión (puede tener forma ovalada si lo prefieres). Comprueba que se adhiere bien a la botella y píntala también de color plateado. Déjala secar junto con el resto de partes del avión.
  3. Mientras la pintura se seca, puedes ir trabajando en la botella. Un poco por menos de la mitad de cada extremo de la botella, haz unas incisiones con unas tijeras, porque ahí es donde van a ir las alas encajadas (si no te atreves mucho a hacer esto siempre pueden pegarse con cola). Por otro lado, dibuja lo que serán las ventajas del avión, las cuales cubres trocitos del folio blanco pegado con gomilla para cuadros o con lo que te haya sobrado de plastilina blanca.
  4. Pinta todo el bote con la pintura plateada, con sumo cuidado por la zona de las ventanas, y deja secar durante un par de horas (menos de una hora si estás en verano). Como las alas y la cola ya estarán secas, hazles con un lápiz algunos detalles que pintarás con la pintura roja (o la que tú quieras).
  5. Cuando la pintura del bote esté ya seca, quita los trozos de folio de las ventanas y procede a pintarlas con la pintura azul. Usa un pincel fino, para asegurarte de que no te salgas mucho y se manche la pintura plateada.
  6. A continuación tienes que insertar las alas por las incisiones que has hecho, con cuidado de que no se rompan. Una vez incrustadas, sujétalas con la cola y un poco de celo, para que se queden fijas. Pinta esa zona de nuevo con la pintura plateada para que no se note el celo ni el pegamento una vez que este último esté seco.
  7. Para la cola, puedes colocarla sobre el culo de la botella, o en el mismo culo si lo prefieres, para hacer más realista el avión. Otra opción es hacer la cola con plastilina blanca y pintarla del mismo color que el avión. Al montarla la cola ten cuidado, de que no se te desmonten las alas y pegarla con la cantidad de pegamento/cola justa, porque si te pasas estropearás el avión.
  8. Una vez listo colca la cabeza del avión, pegándola bien a la boca de la botella, y haz algún detalle de que haya algún pasajero sentado en la cabina, como una sombra. Para ello puedes usar tiza negra o carboncillo, haciendo una silueta muy sencilla. Y así el avión está listo.

Mariposas con botes de Actimel

Las mariposas llenan el corazón de alegría cuando llega la primavera, y son sin lugar a dudas el adorno ideal durante estas fiestas. ¿Por qué no hacer unas cuantas para decorar la casa? Sigue estos pasos y verás lo sencillo que es.

Materiales

  • 1 botella de Actimel
  • 1 bote de pintura blanca
  • 1 bote de pintura amarilla
  • 1 bote de pintura negra
  • 1 bote de pintura azul claro
  • 1 bote de pintura rosado
  • 1 rollo de alambre
  • 2 bolitas pequeñas de plastilina blanca
  • Pegamento de cola
  • 1 lápiz
  • 1 bote de purpurina
  • 1 imán

Preparación paso a paso de mariposa con botes Actimel

  1. Lo primero de todo es hacer la silueta de la mariposa en la botella que vas a cortar. Puedes imprimirte un molde de Internet o bien hacerlo a mano. No hace falta que le dibujes las antenas, simplemente dibuja lo que será el cuerpo y las alas. Con unas tijeras de cocina corta el molde del bote Actimel, siguiendo la línea que has dibujado de tu mariposa.
  2. Una vez cortada tienes que doblar, con ayuda de una regla, las alas un poco, para que tengan el efecto de vuelo. Ten cuidado de no romperlas durante el proceso, ya el plástico se rompe fácilmente y o quedan marcas.
  3. A continuación procede a pintar el cuerpo y la cabeza con el bote de pintura blanca, mientras que las alas las pintas con la pintura amarilla. Es importante que la pintes igual por ambos lados, para que no transparente el color. Cuando se seque la pintura, pinta de negro el borde de uno de los lados de la mariposa (qué será la que esté a la vista) y unas líneas en el cuerpo, para que se diferencie de la cabeza.
  4. Mientras se seca la pintura, corta un poco de alambre y dale la forma de antena. Estados dos antenas tendrán en la punta dos bolitas, muy pequeñas, de plastilina blanca pintada de color negro. No tienen que ser bolas grandes porque se caerán una vez que las pegas.
  5. Una vez seca la mariposa, por el lado de delante sobre la mesa y por detrás pon un poco de pegamento de cola (con cuidado de no pasarte) y pega ambas antenas. Déjalo secar durante una hora para que las antenas se peguen bien.
  6. Ahora, con ayuda de un lápiz, dale un “motivo” a las alas. Por ejemplo, puedes hacer dos círculos en casa ala, uno irá pintado de azul claro y otro de rosa, o bien puedes hacer diferentes motivos con diferentes colores, a tu gusto personal. Una vez pintado, recubre el borde del motivo con un rotulador permanente negro, para que resalte del resto. Un truco para no salirte mientras pintas, es colocar papel de folio sobre la zona que no quieres pintar, en el borde de la zona que pintas, así estarás seguro que no manchas el resto del ala.
  7. Echa un poco de purpurina por el borde las alas, para darle un efecto brillante (o dentro de los motivos que has dibujado si prefieres), para que la mariposa brille donde la vayas a colocar. Recuerda que antes de echar la purpurina tienes que dejar secar un poco la pintura, porque tendrás que añadir un poco de pegamento o cola para que esta se pegue bien.
  8. Para pegar el imán sigue el mismo sistema que para las antenas: dale la vuelta, pero esta vez pon el pegamento en el cuerpo de la mariposa. Pega el imán justo en el centro y deja secar por varias horas. De este modo podrás poner tu trabajo en la nevera.
Al pintar las alas puedes escoger tus colores favoritos, pero recordando que los motivos de las mismas tienen que ser los mismos para que haya armonía entre ellas. Nunca pintes los motivos antes de pintar las alas, porque podrían mezclarse los colores entre si y estropear el dibujo. También es importante que, si vas a hacer varios círculos (uno dentro del otro), dejes secar el color de fondo antes de poner el siguiente dibujo.