El bizcocho de yogur Actimel sin azúcar es un postre muy sabroso ideal para las personas que padecen diabetes o que tienen que controlar sus niveles de azúcar. Como añadido, es un alimento muy ligero que contiene bastante fibra, ideal para ayudar a digerir una comida pesada.

Ingredientes

  • 3 huevos medianos
  • 210 gr. de harina integral
  • 1 yogurt natural sin azúcar
  • 1 bote de actimel
  • 1 limón
  • 1 sobre de levadura
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 5 sobres de stevia
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal

Preparación paso a paso de bizcocho de yogur sin azúcar

  1. Comienza separando las claras de las yemas de los huevos en dos boles diferentes. La stevia la bates junto con las claras, hasta que se forme lo que se conoce como “punto de nieve”, un proceso en el que las claras se convierte en algo parecido a un polvillo. El truco está en comenzar a batir desde abajo y luego ir subiendo por los bordes, hasta conseguir el punto de nieve.
  2. Por otro lado, en el otro bol bate las tres yemas de huevo junto con el yogurt sin azúcar para formar una mezcla blanquecina y cremosa a la que le añades un par de cucharas de aceite de oliva. Vuelve a batir de nuevo, lo que dará como resultado una crema más suelta.
  3. Tamiza la harina en un cuenco grande al que le harás un agujero en el centro, parecido a un volcán (si te cuesta mucho hacer el agujero puedes usar el cartón de un rollo de papel higiénico). En el interior del agujero vierte el contenido del sobre de levadura, tapa y mezcla con ayuda de una cuchara.
  4. A continuación, con ayuda de una batidora vas a batir la mezcla de los huevos junto con el Actimel, hasta que se quede bien integrado (si lo prefieres, puedes usar un yogur Actimel para la receta en lugar de uno natural). Una vez todo mezclado, sin dejar de batir, añade la harina poco a poco, y se irá formando una masa cada vez más espesa. Pon el horno en marcha a 180º C para que vaya cogiendo temperatura.
  5. Ralla la piel del limón sobre la mezcla y vuelve a batir. No dejes de batir hasta que la mezcla sea muy consistente. Seguidamente, pasa esta mezcla al bol donde tienes las claras llevadas al punto de nieve, con cuidado de no desmontarlas. Vuelve a batir hasta que la mezcla sea absorbida por la crema.
  6. Es el momento de pasar la mezcla a un molde, mejor que sea desmontable, al que le untarás las dos cucharadas de mantequilla, lo que ayuda a evitar que el bizcocho se quede pegado. Mete en el horno, con un programa de calor arriba y abajo, durante unos 40 minutos.
  7. Pasada la media hora es importante que pinches el bizcocho con un cuchillo o un palillo, para comprobar cómo se está haciendo por dentro. Cuando el utensilio que uses salga limpio, significará que puedes sacar el bizcocho del horno. Antes de comer, déjalo reposar en el mismo molde, cubierto con un paño, durante unos 20 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here