Las ensaladas pueden tener mejor sabor si se acompañan de una determinada salsa. Por ejemplo, la salsa de yogur. Le da un sabor especial a las patatas al mismo tiempo que ayudan que sean más ligeras, por su alto contenido en fibra. Ideal para las personas que suelen tener problemas de digestión.

Ingredientes

  • 125 gr. de yogur Actimel
  • 1 diente de ajo
  • ½ limón
  • 5 hojas de hierbabuena
  • ¼ cucharada de pimienta
  • ½ cucharada de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Preparación paso a paso de salsa de yogur para patatas

  1. Un ratito antes de que te pongas a preparar esta receta, deja el yogur en un bol para que pierda el frío y así sea más manejable. Con que esté a temperatura ambiente unos 10 minutos debería bastar (si es verano no lo dejes fuera más de 5 minutos).
  2. El diente de ajo pélalo y córtalo en trocitos muy pequeñitos con ayuda de un cuchillo. Por otro lado, el medio limón exprímelo para extraerle todo el jugo, mientras que las hojas de hierbabuena las cortas en trocitos tan pequeños como puedas con un cuchillo (o pásalas por la trituradora).
  3. Primero de todo mezcla el yogur Actimel con los trozos de ajo y el limón, hasta formarse una mezcla homogénea. Añade las cucharadas de aceite de oliva junto con la sal y la pimienta y bate de nuevo todo junto, esta vez durante unos 3 minutos, para que se integren bien. Prueba como está de sal y de pimienta por si tienes que añadir más. La cantidad es orientativa, así que puedes añadir hasta que tenga el sabor que más te guste. Si con tres cucharadas de aceite de oliva no se te queda un poco suelta, puedes añadir una más.
  4. A continuación espolvorea la hierbabuena por encima de tu salsa de yogur para ensaladas casera y bate de nuevo durante un par de minutos más, para que la mezcla quede bien unificada.
  5. Pasa la salsa a un cuenco y deja reposar en la nevera hasta el momento en el que la vayas a servir. Si tienes una botella de plástico la puedes guardar dentro, para que luego se pueda repartir mejor la salsa.

Cuando hagas las patatas, es importante que las hagas mientras preparas la salsa de yogur. Por otro lado, ten en cuenta que el tiempo de cocción de las patatas depende del tamaño de estas, por lo que es importante que todas sean del mismo tamaño (o parecido) para que estén igual de bien hechas. Y una vez que tengas la salsa lista, si te gusta caliente, puedes sofreír un poco las patatas junto con la salsa, para que se adhieran mejor a esta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here