Las mariposas llenan el corazón de alegría cuando llega la primavera, y son sin lugar a dudas el adorno ideal durante estas fiestas. ¿Por qué no hacer unas cuantas para decorar la casa? Sigue estos pasos y verás lo sencillo que es.

Materiales

  • 1 botella de Actimel
  • 1 bote de pintura blanca
  • 1 bote de pintura amarilla
  • 1 bote de pintura negra
  • 1 bote de pintura azul claro
  • 1 bote de pintura rosado
  • 1 rollo de alambre
  • 2 bolitas pequeñas de plastilina blanca
  • Pegamento de cola
  • 1 lápiz
  • 1 bote de purpurina
  • 1 imán

Preparación paso a paso de mariposa con botes Actimel

  1. Lo primero de todo es hacer la silueta de la mariposa en la botella que vas a cortar. Puedes imprimirte un molde de Internet o bien hacerlo a mano. No hace falta que le dibujes las antenas, simplemente dibuja lo que será el cuerpo y las alas. Con unas tijeras de cocina corta el molde del bote Actimel, siguiendo la línea que has dibujado de tu mariposa.
  2. Una vez cortada tienes que doblar, con ayuda de una regla, las alas un poco, para que tengan el efecto de vuelo. Ten cuidado de no romperlas durante el proceso, ya el plástico se rompe fácilmente y o quedan marcas.
  3. A continuación procede a pintar el cuerpo y la cabeza con el bote de pintura blanca, mientras que las alas las pintas con la pintura amarilla. Es importante que la pintes igual por ambos lados, para que no transparente el color. Cuando se seque la pintura, pinta de negro el borde de uno de los lados de la mariposa (qué será la que esté a la vista) y unas líneas en el cuerpo, para que se diferencie de la cabeza.
  4. Mientras se seca la pintura, corta un poco de alambre y dale la forma de antena. Estados dos antenas tendrán en la punta dos bolitas, muy pequeñas, de plastilina blanca pintada de color negro. No tienen que ser bolas grandes porque se caerán una vez que las pegas.
  5. Una vez seca la mariposa, por el lado de delante sobre la mesa y por detrás pon un poco de pegamento de cola (con cuidado de no pasarte) y pega ambas antenas. Déjalo secar durante una hora para que las antenas se peguen bien.
  6. Ahora, con ayuda de un lápiz, dale un “motivo” a las alas. Por ejemplo, puedes hacer dos círculos en casa ala, uno irá pintado de azul claro y otro de rosa, o bien puedes hacer diferentes motivos con diferentes colores, a tu gusto personal. Una vez pintado, recubre el borde del motivo con un rotulador permanente negro, para que resalte del resto. Un truco para no salirte mientras pintas, es colocar papel de folio sobre la zona que no quieres pintar, en el borde de la zona que pintas, así estarás seguro que no manchas el resto del ala.
  7. Echa un poco de purpurina por el borde las alas, para darle un efecto brillante (o dentro de los motivos que has dibujado si prefieres), para que la mariposa brille donde la vayas a colocar. Recuerda que antes de echar la purpurina tienes que dejar secar un poco la pintura, porque tendrás que añadir un poco de pegamento o cola para que esta se pegue bien.
  8. Para pegar el imán sigue el mismo sistema que para las antenas: dale la vuelta, pero esta vez pon el pegamento en el cuerpo de la mariposa. Pega el imán justo en el centro y deja secar por varias horas. De este modo podrás poner tu trabajo en la nevera.

Al pintar las alas puedes escoger tus colores favoritos, pero recordando que los motivos de las mismas tienen que ser los mismos para que haya armonía entre ellas. Nunca pintes los motivos antes de pintar las alas, porque podrían mezclarse los colores entre si y estropear el dibujo. También es importante que, si vas a hacer varios círculos (uno dentro del otro), dejes secar el color de fondo antes de poner el siguiente dibujo.

Compartir
Artículo anteriorAviones hechos con botes de Actimel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here