arroz picante con actimel

Si os gusta el picante esta receta os va a encantar. Supongo que ya sabéis que Actimel tiene una gran cantidad de sabores: desde coco, natural, de naranja, plátano, fresa… y podemos integrarlos en recetas tan cotidianas como un bizcocho de chocolate, una tarta de queso o unas torrijas.

En este caso, vamos a preparar un arroz picante con coco y Actimel, es un plato realmente sabroso y al ser saludable puedes sorprender a los invitados.

Ingredientes del arroz picante de coco y con Actimel:

1 Actimel con sabor de coco
2 guindillas pequeñas (cayenas)
1 vaso de arroz apto para el microondas
1 bote con brotes de soja
6 langostinos congelados
Aceite de oliva virgen extra
Cilantro

Preparación del arroz picante

  1. Vamos a comenzar a preparar este delicioso plato que se cocina rápidamente. Lo primero que hay que hacer es poner una sartén en el fuego con un chorro de aceite de oliva. Cuando empiece a calentarse hay que añadir un par de cayenas para que comiencen a dorarse.
  2. Cuando veáis que se han hecho un poco, sin llegar a dorarse aún, es el momento de añadir los langostinos descongelados y pelados. Hay que asegurarse de que estén bien descongelados porque si no, puede aguar la receta que estáis preparando y ya no tendría el mismo sabor. Debéis añadir, también, algunos brotes de soja a la sartén. Y podéis dejarlos que doren antes de poner el arroz. El arroz hay que sacarlo, previamente, del vasito para el microondas en el que viene.
  3. El siguiente paso es picar el cilantro, podéis añadirlo en ese momento a la sartén y echar el Actimel de coco. No dejéis de remover mientras lo vais incorporando a la mezcla.
  4. La idea que hay que conseguir es que el arroz absorba bien el Actimel de coco para que vaya cogiendo el sabor. Así el arroz tendrá un sabor especial cuando vayáis a consumirlo.
  5. Y ya tenéis terminada esta riquísima y sencilla receta del arroz picante con coco y Actimel. Podéis servirlo como plato único porque al llevar arroz y langostinos queda una receta nutritiva. O también se puede servir como un plato al centro para que los comensales comiencen picando porque al ser ligero permite una gran versatilidad.

Como véis, el Actimel tiene muchos más usos que el que estamos acostumbrados, se puede utilizar para aderezar una gran cantidad de platos y elaborar sabrosas recetas como esta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here